Ref. BESM0053

El exilio teatral republicano de 1939 en Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay

Edición de José-Ramón López García, Manuel Aznar Soler.

En rigor, las capitales del teatro español durante los años cuarenta no fueron Madrid y Barcelona sino otras ciudades latinoamericanas como, principalmente, Buenos Aires y Ciudad de México. Este libro documenta, en concreto, las actividades de nuestro exilio teatral republicano de 1939 en cuatro naciones del Cono Sur: Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay. Fue allí donde se exiliaron y estrenaron o publicaron sus obras autores tan cualificados como Rafael Alberti, Alejandro Casona, Jacinto Grau, María Teresa León o José Ricardo Morales. Sin duda, la compañía de Margarita Xirgu fue la protagonista en el exilio de algunos de los estrenos más relevantes de nuestro teatro, como constatan los cuatro emblemáticos casos de El adefesio de Rafael Alberti, La dama del alba de Alejandro Casona, La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca y El embustero en su enredo de José Ricardo Morales, obras estrenadas en el Teatro Avenida de Buenos Aires entre los años 1944 y 1945. La presencia de Margarita Xirgu fue muy notable tanto en los escenarios como por su labor pedagógica, desde la creación de la Escuela de Arte Dramático en Santiago de Chile hasta su establecimiento definitivo en Uruguay, donde dirigió la Escuela Municipal de Arte Dramático de Montevideo, así como también la Comedia Nacional, con sede en el Teatro Solís de la capital oriental. No obstante, este protagonismo de Margarita Xirgu no debe ocultar otras personalidades que brillaron con luz propia en la dirección escénica, en la escenografía, en la literatura dramática o en la pedagogía teatral. Nos referimos a trayectorias artísticas tan interesantes como las del actor y director de escena Edmundo Barbero o la del escenógrafo Santiago Ontañón; a itinerarios menos conocidos como los de Eduardo Borrás, Eusebio de Gorbea, Pascual Guillén e Isaac Pacheco; al trabajo de escenógrafos de la calidad artística de Gori Muñoz; a los estrenos de José Bergamín en sus años de exilio en Montevideo; a la actividad de la actriz y dramaturga Montserrat Julió, o a la labor en Uruguay de un director de escena tan cualificado como José (Pepe) Estruch. Asimismo, la presencia de nuestro exilio teatral republicano en Paraguay ha sido poco y mal estudiada hasta el momento en España, y es de estricta justicia reivindicar la memoria de dos personalidades tan decisivas para su historia teatral como Fernando Oca del Valle, con su Compañía del Ateneo Paraguayo, y Josefina Plá, autora de literatura dramática y directora de la Escuela Municipal de Arte Escénico. Cada uno de estos nombres, junto a otros muchos, son convocados en estas páginas que evidencian la riqueza transnacional del legado del exilio teatral republicano de 1939 en la escena argentina, chilena, uruguaya y paraguaya.

Envío gratuito a partir de 15€

31,88 €

-5%

33,56 €

Próxima aparición 29/08/2022