Ref. EPOT0019

Fernando Villalón: la pica y la pluma

Nacido en 1881 en una familia aristocrática de Morón de la Frontera (Sevilla), Fernando Villalón mostró desde joven una profunda inclinación por el campo, que se concretó en la adquisición de una ganadería de toros bravos cuando apenas tenía 23 años. Ganadero idealista, se propuso criar toros tan temibles como aquellos que lidiaban Pedro Romero y Pepe-Hillo en los albores del siglo XIX. Tras dedicar veintidós años de su vida a esa empresa a contracorriente de las nuevas tendencias, terminó arruinado, pues las figuras de aquel tiempo, como Belmonte o Joselito, se negaron a enfrentarse con sus toros. Este fracaso coincidió con la eclosión de una vocación literaria cuya primera manifestación fue el poemario Andalucía la Baja (1926), en el que ofrece una visión lírica, y a veces crítica, de su tierra. Su segundo libro, La Toriada (1928), lo confirmó como uno de los poetas más originales del 27. Este largo poema de 521 versos es a la vez un homenaje a Góngora, un himno al toro bravo y una defensa ecologista avant la lettre de la marisma. «Cuarentón que de pronto tiene prisa», publicó al año siguiente Romances del 800 cuyos poemas recrean «momentos anímicos» de la Andalucía que fascinó a los viajeros románticos. A su muerte (1930), dejó un número importante de inéditos, entre ellos un bello poema cosmogónico: «Kaos». Este libro ofrece al lector un perfil biográfico del poeta, dos estudios (el ganadero, el poeta), una antología y una bibliografía con más de 700 registros

Envío gratuito a partir de 15€

15,20 € impuestos inc.

-5%

16,00 € impuestos inc.