Alfredo Muñiz García

ALFREDO MUÑIZ GARCÍA nació en Los Villares, Jaén, en 1897 y murió en el exilio mexicano en 1982. Atraído por las letras desde joven empezó pronto a desarrollar sus aptitudes literarias. En 1920 su obra Sierra y campiña ganó el concurso de La Novela Gráfica de Madrid. En 1922 publicó su segunda novela corta, Madame Chocolate. En la misma época, empezó su colaboración literaria y periodística en las revistas Nuevo Mundo, Mundo Gráfico, Estampa y Cosmópolis, y en los periódicos El Imparcial, La Libertad y El Heraldo de Madrid, como cronista, crítico teatral y reportero. En 1926 la editorial Rafael Caro Raggio, publicó su novela El hombre que mató su alma, que tuvo un notable éxito de crítica y de venta. A la muerte de Vicente Blasco Ibáñez, en 1928, organizó en El Heraldo de Madrid un homenaje nacional en su honor. En 1931 estrenó en el Teatro de la Zarzuela de Madrid la comedia Como los propios ángeles, en colaboración con Juan G. Olmedilla. Entrevistó a los grandes escritores de su época, desde Federico García Lorca, Pío Baroja, Valle-Inclán, Carlos Sampelayo, Neruda hasta personalidades como Ramón y Cajal o Gregorio Marañón, pero también a artistas como Josephine Baker, Margarita Xirgu, toreros, bailarinas, gente del circo, etc. En enero de 1936 fue nombrado redactor jefe de El Heraldo de Madrid. A partir de 1937 escribió en las publicaciones francesas República, Madrid y Cette Semaine, como corresponsal de El Heraldo en apoyo de la lucha por la República. Colaboró junto a Miguel Capuz, Chávez Nogales, Eduardo Borrás, Carlos Sampelayo y escritores franceses antifranquistas. Terminada la guerra emigró a Cuba y posteriormente a México.