Manuel Machado

Manuel Machado Ruiz (Sevilla, 1874 Madrid, 1947) fue un poeta y dramaturgo español, hermano de Antonio Machado. Manuel fue el primer hijo de Ana Ruiz Hernández y Antonio Machado Álvarez. Pasó sus primeros años en Sevilla, donde vivió en el Palacio de Dueñas, y el resto de su infancia en Madrid, donde estudió en la Institución Libre de Enseñanza. Estudió una licenciatura en Filosofía y Letras en la Universidad de Sevilla, concluyendo la carrera en 1897. En 1898 Manuel viajó a París, para trabajar como traductor en la editorial Garnier, allí se movió por ambientes literarios, compartiendo piso con Enrique Gómez Carrillo, Amado Nervo y Rubén Darío, y publicó su primer libro en 1902, titulado Alma. EN 1903 regresa a españa donde desarrolla una carrera peiodística, colaborando con ABC y Blanco y Negro. En 1913 consigue una plaza como bibliotecario en la Biblioteca Nacional de Madrid. La década de los años 20 es la de su consagración, es en esta época cuando colabora con su hermano Antonio,en una serie de comedias en verso, que obtiene un gran reconocimiento de público y crítica. La personalidad de Manuel Machado, era poliédrica y exuberante. Su amigo de juventud, Juan Ramón Jiménez, lo retrata en esto términos: "De toda su poesía se desprende esta bella sentencia: olvidarlo todo por una mujer o por un vaso de vino (...). Plural e inesperado, seguramente le ha besado las piernas a la Fornarina, aunque sigue creyendo el De Profundis (...). ¿Ha llorado alguna vez? Se parece un poco a Fuentes, el torero. Y estoy seguro de que tiene en casa un capote celeste y oro, de paseo. Es caprichoso; cree en Venus y la cree más de carne que de estrella. Si tuviéramos que dividir entre los dos a una mujer, ninguno de los dos reñiríamos por la parte que había de tocarnos; mía sería de cintura para arriba; él querría movimiento de salamandra partida. Es, gracias a Dios, un decadente. Ama el peligro y, como Rusiñol, haría un discurso contra el sentido común (...). ¿Poeta femenino, débil, funambulesco, contradictorio? En su escudo podría ir bien este lema: A mí, ¿qué? o ¿qué importa? o ¿qué más da? Es sinuoso como un cuerpo de mujer. Y como a un cuerpo de mujer se le termina pronto el encanto y no se le termina nunca (...). Admiro a Manuel Machado porque sería capaz de suicidarse de intensidad de amor súbito, de ahogarse con un pecho de mujer, de cortarse la garganta con un cabello rubio. Y es capaz, sobre todo, de olvidar después. ¿Ha ido al campo alguna vez? No me estrañaría nada que lo llevaran un día a la cárcel. Tiene todo el desdén suficiente para eso. Yo le dije una tarde que sería bonito ir por ahí rodeado de niñas de quince años; él las quería atadas con cadenas. Ningún amor humano le habrá puesto el corazón en carne viva (...). Y aquí está, en Madrid, trabajando poco, amando lo que pasa a su lado, muriéndose un poquito cada día, pero sin melena, sin jesto romántico, con la coleta desrizada debajo del sombrero y embozado en una capa andaluza que quizá tiene vueltas de seda de París."